Fibra óptica: ¿Qué es?

Los cables de fibra óptica constituyen la columna vertebral del sistema global de telecomunicaciones y sirven como las principales vías de conexión para la mayoría de los servicios de Internet, televisión y telefonía del mundo. Hasta hace poco, la fibra óptica se usaba de manera exclusiva para conectar ciudades y países. Pero, en la última década, los proveedores en algunas ciudades han comenzado a extender el servicio de fibra óptica a hogares y negocios individuales.

El servicio de Internet de fibra óptica ofrece la conexión más rápida y confiable, con velocidades que pueden alcanzar hasta 1 gigabit por segundo para descarga y también para carga. Eso es un orden de magnitud considerablemente más rápido que la conexión típica por cable o DSL.

Si vives en un lugar con soporte para Internet de fibra óptica, estás de suerte. La banda ancha de fibra óptica ofrece todo lo que deseas de una conexión de Internet: velocidad simétrica, lo que significa un rendimiento equivalente tanto para descarga como para carga de datos; confiabilidad; sólida intensidad de la señal; y latencia superbaja. Y aunque la línea principal de fibra óptica se divida entre hogares o empresas, es poco probable que los clientes experimenten el tipo de reducciones de velocidad que son comunes en otros tipos de conexiones compartidas durante las horas punta o de mayor uso. Ya sea que estés haciendo streaming de video, cargando archivos grandes a la nube o jugando los más recientes videojuegos en línea, una conexión de fibra óptica te ofrecerá un rendimiento rápido y constante, con un retraso casi imperceptible.

Ventajas de la fibra óptica:

  • Velocidades de descarga sumamente rápidas, baja latencia, servicio confiable
  • Sin límite de datos
  • La mejor opción para aplicaciones con uso intensivo de datos como streaming de video y videojuegos

Desventajas de la fibra óptica:

  • Requiere instalación profesional
  • Menos proveedores
  • Disponibilidad muy limitada